A todos nos gusta  tener el cabello hermoso, con aspecto saludable, brillante, fuerte,  resistente y de preferencia sin canas. Invertimos  una buena cantidad de dinero en shampoos, tratamientos,  tintes, salón de belleza, entre otras cosas para lograr que se vea lo mejor posible. Pero, ¿sabías que la mejor manera de tener un cabello saludable es por medio de la alimentación?

Un cabello con aspecto saludable, es sinónimo de buena salud en el cuerpo. Una persona que tenga una dieta saludable, provista de todos los nutrimentos que el cuerpo necesita  lo reflejará en una hermosa cabellera. Por el contrario, alguien enfermo o con deficiencias nutrimentales presentara un cabello opaco, débil y quebradizo.

Para un crecimiento del cabello de manera saludable, se necesita de un complejo  sistema de nutrientes, dentro del cual se debe de incluir proteínas, principalmente aquellas ricas con aminoácidos sulfurados,  minerales como el hierro y el zinc, vitaminas como vitamina C, la biotina, B12, vitamina A y E y  ácidos grasos poliinsaturados como los omegas 6 y 3  (correctamente balanceados).

Para asegurar la correcta ingesta de todos estos nutrimentos y alimentarte para tener un cabello sano y hermosos, te recomendamos incluyas estos alimentos en tu dieta:

  1. Salmón. Este pescado es rico en ácidos grasos omega 3, proteína, vitamina b12 y hierro.  Recomendamos comer salmón por lo menos una vez a la semana.
  2. Hojas verdes como espinaca, acelgas, lechuga, etc. Entre más oscuro sea el color verde, más densamente nutritivos son. Proveen al cuerpo de una cantidad importante de vitamina A y vitamina C, además de hierro y calcio. Consúmelas diariamente, ya sea en ensaladas, con tus guisados o en deliciosos jugos verdes.
  3. Es una buena fuente de proteína vegetal que además aportan hierro, zinc y biotina. Consúmelos por lo menos dos veces a la semana. Los puedes acompañar de cereales como arroz o tortilla para que con esta sinergía obtengas proteína de muy buena calidad.
  4. Son muy buena fuente de ácidos grasos a omega 3 y 6, además de contener importantes cantidades de minerales como el zinc y el selenio. Las nueces son muy buena opción para incluir en una colación, pero ojo con la cantidad, ya que son densamente energéticas, procura incluir no más de 8 mitades de nuces en cada colación. También puedes acompañarlas con lago de fruta para así evitar que el az;ucar de la fruta suba ráodamente la torrente sanguíneo.
  5. Pollo o Pavo. La carne de ave contiene una importante cantidad de protein de alto valor biológico, además de hierro que es altamente aprovechado por el cuerpo. Puede consumirse como plato fuerte y es muy versátil se puede preparar asado, en guisados, ensaladas, etc.
  6. Excelente fuente de proteína, así como biotina , vitamina b12. Consúmelos con la yema, ya que es aquí donde se encuentran la mayor cantidad de nutrimentos. Procura que estén en tu dieta por lo menos 3 veces por semana para obtener todos sus beneficios de nutrimentales.
  7. Estos crustáceos son increíblemente ricos en zinc, lo cual permite la correcta reproducción celular de las fibras capilares. No es necesarios consumirlos cada semana para aprovechar sus beneficios, pero si incluirlos en tu dieta tan frecuente como te sea posible.
  8. Vegetales rojos y anaranjados como las zanahorias o los pimientos morrones. Estos vegetales son ricos en beta caroteno, que es un precursor para la formación de la vitamina A. Pónselos a tus ensaladas, rallados o cortados en cuadritos, también los puedes incluir en jugos o como botana o colación con un poco de limón y sal de mar.

Fuentes:

“Nutrition and Hair Health”. The Trichological Society. Fecha de consulta: 9 de febrero de 2015. Disponible en:  http://www.hairscientists.org/human-hair/nutrition-and-hair-health

Lewin, Jo. “Whay toe at for healthy hair”. BBC Good foods. Fecha de consulta 9 de febrero de 2015. Disponible en: http://www.bbcgoodfood.com/howto/guide/what-eat-healthy-hair